La cadena de valor es una herramienta de análisis que permite determinar la ventaja competitiva de la empresa. Examina y divide la compañía en sus actividades estratégicas más relevantes para así entender cómo funcionan los costos, las fuentes actuales y en qué radica la diferenciación.
Busca generar ventajas competitivas, y colocarse de esa manera por delante de su competencia y de esa manera también sus empleados se colocan competitivamente dentro y fuera de la organización.

Las cadenas de valor dentro de una organización son identificables a través de análisis y herramientas propias del comunicador organizacional. Poder identificar estas cadenas permite generar estrategias clave de comunicación donde los protagonistas seas aquellas acciones sobresalientes de la misma empresa y de quienes las realizan.

A la hora de generar un plan de reconocimiento, las cadenas de valor juegan un papel sumamente importante; ya que nos permite identificar aquellas acciones que tienen un impacto transcendental, esas por las cuales la organización existe. Identificar quienes las realizan y quienes contribuyen a la misma hace más fácil establecer los criterios bajos los cuales se establecerá dicho plan.

Identificar y trabajar una cadena de valor implica conocer perfectamente a la empresa, tanto sus fortalezas como sus debilidades para poder generar estrategias adecuadas a la realidad que vive y de esa forma apuntalar hacia metas posibles.

¿Quieres estudiar #ComunicaciónOrganizacional pero no sabes si es lo tuyo? Contesta el test =>