Cada año, el 28 de junio, se convierte en una celebración para la comunidad LGBTTIQ. Esta historia se remonta hasta 1979, hace más de 50 años. El hecho conocido como los disturbios de Stonewall, en Nueva York, significaron el inicio de la lucha por los derechos de las personas homosexuales. Las primeras marchas para conmemorar esta lucha tuvieron lugar sólo un año después, en Nueva York y Los Ángeles, dos de las ciudades más importantes de Estados Unidos. Poco a poco, más ciudades en el planeta se han sumado a las marchas por el orgullo gay.

La marcha del orgullo gay es una fiesta de diversidad que muestra una realidad que conforma diferentes microdiscursos dentro del macrodiscurso que es la sociedad, pidiendo visualizarlos y respetar las diferentes preferencias que existen para tener una pareja, vestir y actuar acorde al género con el que se identifican las personas.

Love is Love es uno de los lemas utilizados, acompañados de la bandera multicolor que representa dicha diversidad, haciendo referencia al respeto de poder enamorarse de cualquier persona y de poder mostrarse al mundo sin necesidad de ocultar quienes son.

Si bien la marcha del orgullo es una celebración, es en un sentido más amplio y profundo la petición del respeto y tolerancia hacia ellos y el ir en contra de los discursos de odio, no solo es conformada por gente LGBTTIQ si no por todas las personas que están a favor de un mundo incluyente.

#EstudiarComunicaciónSocial y hacer campañas sociales que aboguen por el respeto a la diversidad.
¿Quieres estudiar #ComunicaciónSocial pero no sabes si es lo tuyo?
Contesta el test =>